Berlín

Berlín es una ciudad que se mueve siempre. Muchos de los acontecimientos más horribles del siglo 20 ocurrieron aquí, pero también algunos de los momentos más inspiradores. La metrópolis en el corazón de Europa ha tenido que reinventarse constantemente, y hoy es una de las ciudades más estimulantes y emocionantes del siglo 21. Sigue en un estado de evolución perpetuo, habiendo sido recompuesto poco más de dos décadas atrás luego de que el Muro de Berín la dividiera durante 28 años. Hoy en día un largo tramo del Muro, pintado por más de cien artistas de varios países en 1990 y llamado East Side Gallery, sirve cómo la exposición de arte al aire libre más grande del mundo. A pocos pasos de ahí, en el barrio de Friedrichshain que pertenecía a Berlín Oriental, las fiestas duran toda la noche (y a veces aún más) en innumberables clubes cómo el famoso Berghain.

De ahí a sólo cuatro estaciones del tren urbano que anda toda la noche (por lo menos los fines de semana) está el Heart of Gold Hostel en el medio de la ciudad, literalmente: está ubicado en el distrito de Mitte, lo que significa centro en alemán. Casi todos los lugares de interés turístico se alcanzan a pie: la Puerta de Brandenburgo, el Reichstag, el Monumento del Holocausto, Checkpoint Charlie, la Isla de los Museos, la torre de televisión en Alexanderplatz… O quizás quieres ir a un “restaurante oscuro”, un bar de narguile turco, un concierto de una banda uruguaya de ska, o a un mercadillo enorme con karaoke al aire libre.

A donde quieras ir en la extensa y diversa capital de Alemania, no te va a quedar lejos mientras estás en el Heart of Gold Hostel.

Este artículo también está disponible en: Inglés, Alemán, Sueco, Francés, Portugués